Beneficios de la Ashwagandha

Plantas medicinales-Paola Tasca/Salud Funcional

La Ashwagandha

withania somnífera

 La Ashwagandha es una planta adaptógena, es decir,  ayuda a nuestro organismo a gestionar situaciones de estrés y de cambio, ya sea a nivel externo o a nivel interno. Uno de estos factores internos, puede ser por ejemplo la ansiedad o el insomnio.

Es originaria del Himalaya considerada el «ginseng indio»  y que se utilizaba en la medicina ayurvédica, así como en la medicina tradicional africana para tratar múltiples dolencias.

Se usa comúnmente para tratar el estrés ya que ésta contiene sustancias químicas que pueden ayudar a calmar el cerebro, reducir la inflamación, bajar la presión arterial e incluso alterar el sistema inmunológico.

Beneficios de la ashwagandha

  • Ayuda a combatir el estrés:

 Es muy eficaz para disminuir el exceso de estrés, una afección psicoemocional que puede derivar en otros trastornos si no se tiene bajo control.

  • Ayuda a mitigar el insomnio.

Ayuda a entrar a la fase REM, desarrolla el sueño más profundo y reparador, mejorando los ciclos circadianos.

  • Favorecer la relajación mental.

Esta planta acompañada de una terapia de relajación, es ideal para despejar la mente 

  • frenar la pérdida de ánimos y de vitalidad

 Sobre todo a personas de edad avanzada

  • Combatir la fatiga nerviosa, la debilidad y los estados anémicos por falta de hierro

Elevar de manera significativa los niveles de hemoglobina y eritrocitos (hematíes) en personas anémicas y convalecientes de una enfermedad.

Tiene un efecto estimulante de la glándula tiroides; favorece la producción de hormonas tiroideas

  • Acción antiinflamatoria y analgésica

Ayuda a aliviar el dolor reumático y reducir el proceso inflamatorio en artritis reumatoides y en estados artrósicos

  • Ayuda a bajar la tensión sanguínea en pacientes con tensión alta y moderadamente alta
  • Favorece el aumento de leucocitos o glóbulos blancos reforzando así el sistema inmune
  •  Mejorar la respuesta sexual y a favorecer la fertilidad, aumentando el deseo sexual
  •  Los frutos se habían usado en decocción para aliviar el dolor de muelas y dientes, como un narcótico infalible.

Ashwagandha  acción antiinflamatoria

Plantas medicinales-Paola Tasca/Salud Funcional

Té de Ashwagandha

para el estrés

 

Ingredientes

  • Raíz de ashwagandha
  • Raíz de ginseng
  • Anís estrellado.

Calculas una cucharada sopera de la mezcla, más o menos a partes iguales, por cada vaso de agua.

Preparación:

  • Hervir durante 4-5 minutos
  • Reposar otros 10 minutos
  • Cuela.

Dos vasos al día, a primera hora del día y por la tarde. Con periodos de descanso intermedios.

Usos medicinales

Actualmente se está estudiando la eficacia de la ashwagandha para tratar trastornos como:

  • Bipolaridad
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Esquizofrenia
  • Trastorno por déficit de atención
  • Hiperactividad (TDAH)
  • Diabetes
  • Fibromialgia
  • Colesterol, entre otras.

Contraindicaciones

La ashwagndha administrada por vía oral es un suplemento seguro, siempre que no excedamos la dosis máxima. Un consumo  muy excesivo de esta planta puede causar malestar estomacal, diarrea y vómitos. No obstante, es recomendable consultar con un especialista y evitar ingerir en los siguiente casos:

  • Embarazo y la lactancia

Puede aumentar la probabilidad de sufrir un aborto espontáneo.

  • Diabetes

Ya que disminuye el azúcar en sangre.

  • Presión arterial

Puede interferir en los medicamentos utilizados para tratar la hipertensión.

  • Personas que padezcan una úlcera estomacal.

Ya que irrita el estómago

  • Consulta con el médico la posibilidad de tomar ashwagandha si tienes una condición de la tiroides, ya que podría alterar los niveles de hormona tiroidea.

Dosis recomendada y modo de empleo

Se puede tomar tanto en

cápsulas/ polvo/infusiones.

Cualquiera que sea el formato elegido, la dosis máxima recomendada es de 3 gramos, y es recomendable no tomarla durante más de 2 meses seguidos.